Lunes a viernes 10h a 14h / 16h a 20h

951 818 818 / 648 516 893

info@clinicadentalleonysoler.es

Odontopediatría

Es la rama de la odontología que se encarga de la prevención y tratamiento de patologías bucodentales desde la infancia más temprana hasta finalizar el crecimiento.

Es importante comenzar las revisiones de los más pequeños cuando erupcionan los primeros dientes de leche para poder educar tanto a padres como niños en hábitos de higiene oral y alimentación.

 Los tratamientos más comunes en niños son:

  • Selladores de surcos y fisuras: Se rellenan los surcos y fisuras para prevenir de la caries
  • Obturaciones o tratamiento de la caries: Eliminación de la caries y sellado con composite (empaste)
  • Pulpotomía y pulpectomía: Estos tratamientos se llevan a cabo cuando la caries afecta al tejido pulpar (nervio) de dientes temporales
  • Aplicación de flúor: Fortalece el esmalte y disminuye el riesgo de caries
  • Ortodoncia y ortopedia: Corrige anomalías en el desarrollo óseo o dental.

En clínica dental León y Soler incorporamos el sistema PADI Málaga – Programa de atención dental infantil.

La junta de Andalucía incorpora un sistema de atención dental básica a niños de entre 6 y 15 años a través de la tarjeta sanitaria. PADI Málaga.

La odontopediatría brinda atención dental especializada y adaptada a las necesidades de los niños.

Importancia de la odontopediatría

La odontopediatría es una especialidad de la odontología que se centra en el cuidado y tratamiento de la salud bucodental de los niños desde su nacimiento hasta la adolescencia. Esta disciplina es de vital importancia, ya que contribuye no solo al correcto desarrollo y crecimiento de los dientes y estructuras bucales en los más pequeños, sino también a fomentar buenos hábitos de higiene oral y prevenir posibles problemas dentales en el futuro. Además, la odontopediatría busca crear un ambiente seguro y amigable para los niños, donde se sientan cómodos y puedan superar cualquier temor o ansiedad relacionada con las visitas al dentista. En resumen, la odontopediatría desempeña un papel fundamental en el cuidado de la salud bucal de los niños, promoviendo sonrisas saludables y felices desde una edad temprana.

  • Los dientes de leche son fundamentales para una correcta masticación, habla y el desarrollo de los dientes permanentes.
  • Los problemas dentales en la infancia pueden afectar la salud bucal en la edad adulta.
  • El cuidado dental temprano ayuda a prevenir enfermedades y a establecer hábitos de higiene oral adecuados.
 
Primeras visitas al dentista

Odontopediatría

Prevención en odontopediatría

Odontopediatría

Tratamientos comunes en odontopediatría

Odontopediatría

Tratamientos comunes en odontopediatría

Odontopediatría

La odontopediatría promueve una dentición saludable y hábitos de higiene bucal desde temprana edad.

Preguntas frecuentes

Es recomendable que los niños comiencen a visitar al odontopediatra a partir de su primer año de vida, o tan pronto como les salgan sus primeros dientes de leche. Esto permite detectar y prevenir posibles problemas relacionados con la salud dental desde temprana edad.

Es normal que algunos niños sientan miedo o ansiedad ante las visitas al dentista. Los odontopediatras están capacitados para manejar situaciones de este tipo y hacer que los niños se sientan cómodos y seguros. Se pueden utilizar técnicas de distracción, explicar de manera amigable los procedimientos a realizar y crear un ambiente lúdico en la consulta para reducir el miedo.

Los selladores dentales son resinas aplicadas en las superficies de masticación de los dientes posteriores para prevenir la formación de caries. Son especialmente útiles en los dientes de leche, ya que ayudan a protegerlos de la acumulación de placa y bacterias. La aplicación de selladores es un procedimiento rápido, indoloro y altamente efectivo para mantener una buena salud bucal en los niños.

Es importante limpiar los dientes de los bebés desde que les salen los primeros dientes. Se puede utilizar una gasa, un paño limpio o un cepillo de dientes para bebés con cerdas suaves y sin pasta dental. Se recomienda realizar esta limpieza después de cada comida y antes de dormir. Además, es crucial evitar darles líquidos azucarados antes de dormir para prevenir la aparición de caries.

A medida que los niños crecen y desarrollan habilidades motoras, se les puede enseñar a cepillar sus propios dientes. Sin embargo, es recomendable que los padres supervisen y ayuden en esta tarea hasta que los niños tengan al menos 7 años de edad. A esa edad, su destreza manual y capacidad de alcanzar todas las áreas de la boca son suficientes para realizar un cepillado eficaz.